EL ENTORNO

Panorámica Virtual 360º


Ver mapa más grande

Toledo es una ciudad impresionante que cuenta con uno de los cascos históricos más grandes de Europa.

Sus más de cien monumentos, sus empinadas, empedradas y estrechas calles hacen que un paseo por la ciudad se convierta en un viaje en el tiempo.

Te invitamos a descubrir esta ciudad de las tres culturas y a sumergirte en un mundo lleno de historia y magia.

Una de las maneras más bonitas de conocer Toledo es recorriendo sus calles a pie, pasear por Toledo es siempre la mejor manera de adentrarte en un mundo mágico y dejarte transportar a otras épocas, aunque eso sí,¡te recomendamos que utilices el calzado más cómodo que tengas!

Toledo es una ciudad en la que el arte se percibe en todos sus rincones, a través de sus museos, galerías de arte y salas de exposiciones se puede realizar un recorrido muy interesante por el pasado y el presente de la historia del arte.

La gastronomía toledana se ha convertido en un motivo más para animar el viaje de los visitantes. Comer bien y disfrutar de una cocina rica y variada en un entorno único.

Toledo ofrece una gran variedad de bares, cafés, Chill Out, salas de conciertos y locales nocturnos donde podrás encontrar un variado ambiente. Desde coloridos bares de tapas, Chill Out exclusivos, música en directo y una gran variedad de coctelerías, whiskerias y barras de cerveza. La mayoría permanecen abiertos hasta las 03:30 de la madrugada y los locales nocturnos hasta las 6:00 h.

Toledo es una ciudad en la que la labor artesana forma parte de la cultura de sus gentes. Productos como el mazapán, dulce elaborado con almendras y azúcar, o las espadas y los damasquinados otorgan a Toledo de una fama mundialmente reconocida y admirada. Los talleres aún siguen trabajando de forma artesana, con técnicas heredadas de padres a hijos desde tiempos inmemoriales, y con un esmerado cuidando de cada una de las piezas.

Los paisajes de la provincia de Toledo se dibujan diversos en cada comarca, su llanura de La Mancha toledana contrasta con su orografía de los Montes de Toledo y el Valle del Tiétar.

Talavera de la Reina es la otra ciudad más importante económicamente de la provincia, superando en número de habitantes incluso a Toledo. Aquí es obligatorio visitar lugares tan especiales como la Basílica del Prado y la Colegiata, y también, por supuesto, adquirir una de sus fabulosas piezas de cerámica artesanal, cuyas muestras más significativas se albergan en el museo Ruíz de Luna.

Carranque, cercano a las localidades de Illescas y Esquivias famosas por su Santuario de la Caridad -que alberga varios lienzos de El Greco- y por su Casa-Museo de Cervantes respectivamente, nos invita a visitar el Parque Arqueológico de Carranque, lugar donde encontramos una villa tardorromana del siglo IV. SuBasílica, su Ninfeo y su Villa nos transportan a los tiempos en los que Roma se desmoronaba, y recrean con acierto lo que pudo ser la vida cotidiana en esta parte del Imperio Romano.

Pero tras los romanos, los visigodos también ocuparon estas tierras del centro de la Península Ibérica, y ellos también dejaron aquí su impronta. Así, cerca de la localidad de San Martín de Montalbán, encontramos la Igleisa Visigoda de Santa María de Melque, perfectamente acondicionada para la visita turística gracias a su Centro de Interpretación. Se trata de uno de los mejores ejemplos de arquitectura altomedieval de toda Europa. De un auténtico tesoro que no debes dejar de conocer. Otro lugar destinado en la provincia a esta época y cultura visigoda, es el Museo Visigodo de la localidad de Arisgotas, dependiente del municipio de Orgaz.

En torno a La Celestina y al pícaro Lazarillo, la provincia de Toledo te ofrece dos rutas que conocer, recorriendo los pasos que un día siguieron Fernando de Rojas y el enigmático autor del Lazarillo. Junto a ellos, los pueblos que evocan al Quijote: Consuegra, El Toboso… y la Ruta de los Castillos: un recorrido por las fortalezas más impresionantes aún aquí conservadas.

Esperamos que te guste… ! ! !